Grigor Dimitrov: El mejor tenista búlgaro

Un jugador brillante pero inconsistente

Para un hombre que se ganó el apodo de Baby Fed (algo así como bebé alimentado), Grigor Dimitrov ha tenido resultados sorprendentes.

Se esperaba que Dimitrov encabezara la próxima generación de tenistas que tomara el relevo de los"4 grandes" (Federer, Nadal, Djokovic y Murray). Aunque yo a estos 4 les añadiría un 5º: Stan Wawrinka, que por otra parte es mi tenista favorito.

Volviendo a Dimitrov, no hace falta decir que las cosas no han ido exactamente como se esperaban. Y esto incluye tambien a Zverev, Thiem y compañía.

Tras el Wimbledon de 2016 las cosas cambiaron. Gracias a la tutela del venezolano Daniel Vallverdú, las cosas parece que van mejorando. Tras ganar el Masters de Cincinnati y las ATP World Tour Finals en 2017, se va consolidando como un posible relevo de los 4 grandes (5, si contamos a Stan).



grigor dimitrov 1

Propósito y compromiso

Desde que empezaron su colaboración Vallverdú y Dimitrov han hablado en entrevistas de "identidad".

Su mejora en las pistas no es casualidad. Tampoco es el resultado de una condición física suprema o de cambios en la técnica. Esto se debe casi en su totalidad a que Dimitrov tiene una comprensión más clara de sí mismo como jugador, es decir, de una identidad más claramente definida.

Dimitrov ha tenido durante mucho tiempo las herramientas perfectas para tener mucho éxito que el alcanzado. Un gran saque, un juego simétrico sin puntos débiles y una capacidad atlética que es casi inigualable en el circuito.

Sin embargo, ha competido sin patrones de juego estructurados. Es muy complicado alcanzar grandes metas en la ATP sin unos patrones de juego que saquen el máximo rendimiento del juegador, en base a sus características. La polivalencia del revés a una mano, y la facilidad para combinarlo con slices y voleas, puede proporcionar una ventaja competitiva que debe ser trabajada.

Su dominio de la técnica y su capacidad física han sido suficientes para vencer a muchos oponentes. Pero sin una estrategia competitiva, incluso a nivel mental, no se puede pelear en las pistas contra Nadal, Federer o Wawrinka.

grigor dimitrov 2

Lo que aprendimos en Brisbane

En 2017 Dimitrov llega a las pistas con el propósito de aplicar una estrategia para ganar puntos. Una estrategia que es capaz de adaptar en función del oponente.

Vimos a Dimitrov jugar de forma distinta ante tres rivales complicados, sin perder los patrones de juego pactados con su entrenador. Algunas de estas diferencias fueron sutiles, pero hoy comentaremos alguno de los cambios que hizo entre los partidos contra Raonic y Nishikori.

Contra Milos, Dimitrov desplegó un gran saque combinado con derechazos. Kei representa un desafío diferente. Un jugador consistente, muy rápido de piernas con velocidad de pegada media. Dimitrov se adaptó a ambos oponentes sin perder la esencia de su estilo de juego.

grigor dimitrov 3

Wilson Pro Staff 97 Countervail

Voy a comentar mi experiencia probando la raqueta de Grigor Dimitrov, la Wilson Pro Staff 97 Countervail.

Es una raqueta perfecta para el revés a una mano y para lograr servicios potentes con buena colocación. Pero sus más de 330 gramos de peso, hacen que requiera de cierta preparación física para poder sacarle un buen rendimiento.

Es complicada de manejar para jugadores intermedios y nada recomendada para novatos. Es perfecta para jugadores expertos que superen los 1,85 metros de altura y tengan una muy buena movilidad de piernas. Pese a facilitar el revés a una mano, puede producir cierta fatiga en el hombro y el antebrazo si no se tiene la preparación adecuada.

En cuanto al precio comentar que es bastante cara. Puede superar los 200€. Esto es algo habitual es las raquetas de la marca Wilson.

grigor dimitrov 4

© 2019 - Diseño by AM Branding